El cristiano y el baile

Quisiera tratar este tema con todos ustedes, para que juntos examinemos lo que Dios dice en su Palabra, con el propósito de que ella sea la que arroja luz sobre este aspecto que vamos a considerar. La Palabra de Dios es la autoridad máxima, y a ella debemos someternos todos por igual. Con ese espíritu,  vamos a escudriñarla, y también con amor a los hermanos que puedan pensar de otra manera.

¿Dónde está la enseñanza para la iglesia y para la conducta cristiana?; tenemos que ponernos de acuerdo acerca de este tema. Es fundamental. Todos estaremos de acuerdo en que toda la Biblia es la Palabra de Dios.  Sin embargo, debemos estudiar las Escrituras  en su debido contexto, por lo tanto no es correcto —como algunos pretenden—, tomar citas de los Salmos relacionadas con las danzas y el baile judío para aplicarlas al comportamiento cristiano. Más bien, deberíamos preguntarnos:

¿QUÉ DICE EL NUEVO TESTAMENTO  SOBRE EL ASUNTO?

Danzar o bailar se menciona solamente tres veces:

  1. Mateo 11:17 y Lucas 7:32: “Os tocamos flauta, y no bailasteis…”.
  2. Mateo14:6 y Marcos6:22:  “La hija de Herodías danzó…”.
  3. Lucas 15:25: “Y su hijo mayor…oyó la música y las danzas…”.

Esas son las únicas referencias que tenemos. Es interesante que ni en los Evangelios, ni en los Hechos, ni en las Epístolas haya un solo caso de alguien que danza o baila PARA ALABAR A DIOS. El único caso que describe movimientos junto con la alabanza, es el del “cojo de nacimiento” (Hechos 3:2-10) que después de ser sanado “entró con ellos en el templo,  andando, y saltando, y alabando a Dios. Y todo el pueblo le vio andar y alabar a Dios.”

Evidentemente eso no era baile, pero además vemos que en el Nuevo Testamento, la alabanza a Dios está relacionada con la boca, tanto en el ejemplo del Señor Jesús, como de otros y también en la enseñanza (doctrina) de las Epístolas. Veamos algunos ejemplos:

  1. Mateo 11:25: “…Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra…”
  2. Mateo 21:16: “…de la boca de los niños… perfeccionaste la alabanza”.
  3. Marcos 14:26: “Cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte…”.
  4. Marcos 10: 21: “…Jesús se regocijó… y dijo: Yo te alabo, oh Padre…”.
  5. Hechos 16:25: “Pero a media noche… Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios”.
  6. Romanos15:9-11: “…cantaré a tu nombre… Alegraos… Alabad al Señor…”.
  7. Efesios 5:19: “…cantando y alabando al Señor en vuestros corazones…”.
  8. Hebreos 13:15: “…ofrezcamos… sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios…”.
  9. Santiago 5:13: “¿Está alguno alegre? Cante alabanzas”.

Hay otros pasajes del Nuevo Testamento que mencionan la alabanza, pero no nos aportan más cosas para nuestro tema, que podemos resumir así: NO HAY DANZA NI BAILE PARA LA IGLESIA según enseña el Nuevo Testamento  No hay ninguna mención de alabar a Dios de esa manera. Sí la hay en el Antiguo Testamento, donde el orden es para Israel. La alabanza ahora tiene su cauce a través de los que podemos expresar con nuestra BOCA. La boca es la “fuente” (Santiago 3:11) por donde salen los sentimientos de un corazón agradecido (Efesios 5:19 y 20), despertados por la inteligencia del creyente (1 Corintios 14:15) y se transforman en “sacrificios de alabanza” (Hebreos 13:15) que honran y glorifican a nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

¿DE DÓNDE PROCEDE ESTE BAILE?

En primer lugar ,no podemos decir que venga de Dios, ya que en las Escrituras vimos que esa no es ahora la manera de alabar al Señor. Tenemos que decir que viene del mundo, y lo vamos a explicar. Los tres enemigos espirituales que tiene el cristiano son: 1) El mundo, 2) El diablo, 3) La carne. Esto puede verse en Efesios 2:1 a 3.

¿QUÉ ES EL MUNDO?

Para ser breves, diremos que la Biblia nos habla del Mundo bajo tres aspectos distintos:

  1. el mundo como el planeta que habitamos (Juan 1:10).
  2. el mundo como la humanidad toda (Juan 3:16).
  3. el mundo como sistema, como esfera moral y espiritual donde se vive el hombre sin Dios.

(1 Juan 2:15 a 17, Santiago 4:4).

Ya que el planeta que Dios creó es algo hermoso, no tiene nada que ver con nuestros tema; sí podemos decir que además de hermoso, Dios lo hizo para nuestro bien, y en lo posible tenemos que disfrutarlo. El segundo aspecto, la humanidad en su conjunto, tampoco es malo, ya que “Dios amó al mundo” (toda la humanidad), nosotros también tenemos que amarla y demostrarlo en actitudes bondadosas hacia los que nos rodean, y además hacer todo lo posible para que las “buenas nuevas” lleguen a todos los seres que viven en este planeta. Pero el tercer aspecto es algo distinto, es negativo, es malo EL MUNDO COMO SISTEMA. El Señor Jesús, en su oración de Juan 17, afirmó: “…están en el mundo (vs.11) …no son del mundo” (vs.14 y 16)”. ¿Qué quiso decir el Señor con eso? Dijo que los cristianos estamos en el mundo, vivimos en el planeta, nos relacionamos con la sociedad a la que pertenecemos, pero no somos parte del SISTEMA. “…No son del mundo”, es lo que vemos también en Mateo 5: 13 y 14:  “Ustedes son la sal de la tierra…ustedes son la luz del mundo”, la sal y la luz son elementos distintos a la tierra y al mundo. Aquí, el Señor no sólo indica la diferencia, sino también la función del cristiano hacia el mundo. El hermano José M. Martínez, en su libro “Tu Vida Cristiana”, hablando sobre esto cuenta que visitando una fábrica en Portugal, se asombró de lo que estaba viendo: en medio de  una gran pecera, con peces de hermosos colores, cinco pajaritos volaban libremente. No podía entender lo que veía, hasta que acercándose, le explicaron que los pájaros estaban en una gran burbuja de cristal, que por la parte superior en forma de tubo salía fuera del agua, por donde los pájaros recibían el  aire y los alimentos. Aunque todos estaban dentro de la pecera, en realidad los peces y pájaros se hallaban en dos esferas distintas: unos en el agua y otros en el aire. Así es con el cristiano, está en el mundo, pero no es del mundo, se mueve en una esfera espiritual distinta, “en Cristo”, tal como lo enseña Efesios capítulo 1. En Filipenses 2:15, dice: “Para que seáis irreprensibles y sencillos hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo”. Ahí tenemos otra vez las dos esferas: “hijos de Dios”, por un lado, y “generación maligna y perversa”, por el otro. Refiriéndose a esta segunda esfera, el Señor Jesús dijo que Satanás es “el príncipe de este mundo” (Juan 12:31, 14:30 y 16:11). Y en 1 Juan 5:19 dice: “Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno”. Satanás es el perpetuo instigador del mal en el seno del mundo, en el seno de esta esfera o sistema. Este “mundo” es enemigo de Dios, y por lo tanto, enemigo del creyente.

Aquí es necesario detenerse y leer con atención 1 Juan 2:15 al 17: “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”.

Santiago 4:4 es muy enfático al preguntar: “¿No sabéis que la amistad con el mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios”.
ES UN SISTEMA CONTAMINANTE

La seducción de este enemigo es no mostrarse como tal, sino más bien como amigo, como alguien que tiene muchas cosas para brindarnos. En esa estrategia usa distintas cosas para contaminar la vida espiritual del un creyente.

Hoy estamos pensando en una: EL BAILE. Ese baile manipulado por un discjockey, con luces que producen ciertos efectos estudiados, con un volumen impresionante de la música capaz de producir alteraciones físicas y emocionales, con letras que realmente son basura,  la mayoría de ellas. Todo un entorno para dar rienda suelta a la carne; ritmo y contorsiones que incitan a lo malo. Aun la vestimenta femenina, con minifaldas o ropa ajustada al cuerpo. Todo eso contamina la vida espiritual del creyente, como dice el Señor en Marcos 7:21 a 23. Por lo tanto, los creyentes no debemos participar de esto.

Qué foto distinta de lo que es el pueblo de Dios, nos muestra 1 Pedro 2:9: “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes del aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”.

Tendríamos que leer y considerar detalladamente lo que dice 2 Corintios 6:14 a 7:1, porque es un llamado de Dios a no juntar lo cristiano con lo mundano. “¿Y qué comunión tiene la luz con las tinieblas?”. Ninguna, sin duda. “Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré, y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis por hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso”.

Concluimos con las palabras de Romanos 12:1 y 2: “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.  No os conforméis a este siglo (este sistema sin Dios), sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.

Que así sea, para la gloria de Dios, y para bien de su pueblo.

Escrito por: Enrique Vázquez (Montevideo /Uruguay)

Fuente: Momento de Decisión

About these ads

10 respuestas a El cristiano y el baile

  1. paola dice:

    Hola esta bien como esta escrito el tema. mi hija va a cumplir 15 años, nosotros somos los unicos cristiano de toda la flia. tanto el de mi esposo y mia. Nosotros vamos a poner musica del mundo seleccionando obiamente los temas.Yo creo que esta fiesta es familiar no es como una confiteria.LO mas importante tiene que ver mucho el corazon, o sea la intencion en lo que vas hacer.La intencion solamente lo conoce DIOS.¿ qUE OPINAS? eSPERO SU RSPUESTA.

  2. :) dice:

    Y David danzaba con toda su fuerza delante de Jehová; y estaba David vestido con un efod de lino. 2 samuel 6:14

  3. Estefania ortegon dice:

    Pero en conclusion! No podemos danzar para el señor, En la iglesia lo hacemos, es saltos y vueltas con mantos!!
    La verdad si desaría una respuesta por que quede confundidisima.
    Gracias y que Dios los bendiga.

  4. Andrea Marquez dice:

    Estefania, DIos ha cambiado nuestro lamento en baile, es una manera de gozo lo cual debemos transmitir a la iglesia y quien no crea q es una manera de alabar a Dios, pues igual es una muy buena herramienta para evangelizar conociento sus significados y actuando con conocimiento…

  5. Estefania Ortegon dice:

    Oye gracias por tu respuesta!!
    Y toda la Gloria siempre sea para Dios!

  6. alejanza dice:

    este escrito esta verdaderamente muy bueno y bien expresado, no hay que añadir nada, sobre la danza de David no tiene anda que ver hermana con los bailes que hay hoy en día que son sexuales por que a eso es lo que incitan, y creo que ahí no tenemos nada que ver los cristianos no nos hacen falta los bailes para ser felices no confundamos hermanos Dios a cambiado nuestro lamento en baile pero no este baile del que están tratando, no acomodemos las sagradas escrituras a nuestro acomodo por que eso no es así somos nosotros los que tenemos que acomodarnos a las sagradas escrituras,Qué foto distinta de lo que es el pueblo de Dios, nos muestra 1 Pedro 2:9: “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes del aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”bendiciones.

  7. Excelente teoria me gusta Dios es perfecto.

  8. Jhon Alv. dice:

    La Biblia no prohíbe el bailar cuando se hace correctamente los Salmos: 149:3 y 150:4 hablan de alabar a Dios con la danza : 03:04 dice que hay un tiempo para bailar, y
    2 Samuel: 6:14 nos dice que el Rey David bailó cuando el arca fue puesta en servicio de la ciudad.

    En cuanto a por qué algunos enseñan en contra del baile, una de las razones es probablemente porque muchas personas no bailan bien. Algunos bailan provocativamente con insinuaciones o sugerencias sensuales o sexuales en sus movimientos. Algunos sostienen a sus parejas muy de cerca o tocan en lugares inapropiados cuando bailan.

    Puesto que la música y la danza son expresiones de naturaleza emocional, el baile también tiene el potencial de tener connotaciones sexuales que van en contra de las instrucciones de Dios acerca de la pureza.

    Aunque no hay una prohibición directa contra el baile, se nos dice que vivimos nuestras vidas en pureza, con moderación y como ejemplo para otros (1 Timoteo: 4:12 Mateo: 5:14-16).

    Esto significa que si optamos por la danza, debemos conducirnos de acuerdo con estas instrucciones.

    =)

    • lukas dice:

      David fue lleno del espíritu de dios, por tanto no lo podía contener y danzo, la danza es para agradar a la carne no a dios

  9. lukas dice:

    David fue lleno del espíritu de dios, por tanto no lo podía contener y danzo, la danza es para agradar a la carne no a dios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 737 seguidores

%d personas les gusta esto: