La voluntad de Dios en la adolescencia

Estoy buscando la voluntad de Dios en mi vida, soy un adolescente y no estoy seguro de qué hacer, entonces puedo tomar unos minutos para leer esto.

Prepárate para la obra que Dios te asigne

Mientras Dios te indica claramente su voluntad para ti, hay algunas cosas que puedes hacer, durante los años en los cuales estás tratando de saber cuál es el propósito de él para tu vida. ¡No te preocupes si no sabes de inmediato, la noche después de haber entregado tu vida a Jesús, qué es lo que Dios quiere que tú hagas! Algunas veces él nos hace pasar por un período de preparación para ver si puede confiar en nosotros, antes de indicarnos claramente lo que tiene en su corazón. Utiliza los primeros años de tu conversión para aprender la disciplina y la obediencia a él, y espera que él abra el camino para ti. Entre tanto, haz lo siguiente:

1. Sigue aquello que te interesa y para lo cual tienes capacidad. Investiga qué es lo que puedes hacer bien, y qué es lo que no puedes. Algunas veces nuestros antecedentes son parte del propósito de Dios para nosotros; las lecciones que hemos aprendido de la vida, las respuestas que hemos dado y las decisiones que hemos hecho en el pasado, son todas utilizadas por el Señor y entretejidas en sus propósitos finales. Dios quiere usarnos tal como somos. Tú eres diferente de cualquiera otra persona en el mundo. Averigua qué es lo que hace que tú seas especial. Algunas veces Dios puede utilizar tus talentos; otras veces es precisamente la falta de talentos lo que te hace muy especial para él. Hudson Taylor dijo: “Cuando Dios quiso evangelizar a la China, buscó a un hombre suficientemente débil para usarlo”. Aprende qué es lo que te gusta hacer bien, y cuáles son tus capacidades.

2. Ten muchos intereses en tus años de la adolescencia. Aprende a hacer muchas cosas, e interésate en otras, además de las pocas que ya has hecho. Participa en diferentes deportes; pueden ayudarte a desarrollar tu cuerpo de diferentes maneras que lo harán más fuerte y más útil para Jesús en los años venideros. Haz experimentos con diversos pasatiempos; algunas de las cosas que aprendes en los tiempos de recreación llegarán a ser instrumentos valiosos en lo futuro, especialmente algunas tales como la radio o la electrónica, la fotografía, el arte o las manualidades. Trata de desarrollar las capacidades que Dios te encomendó. ¡Ten entusiasmo en todo lo que haces! Dedícate realmente a ello, e interésate en tantas cosas como puedas. Cuantas más cosas conozcas, aunque sea en parte, tantas más personas podrás alcanzar para Jesús.

3. Lee con respecto a cosas que te gustaría hacer. Si piensas que Dios pudiera estarte llamando para alguna forma de obra misionera, lee biografías de misioneros famosos. Si piensas que Dios te ha llamado para ser un artista cristiano, o un mecánico, o un científico, lee libros que traten sobre arte, mecánica o ciencia. Lee a menudo y con sabiduría. Si aprendes a apreciar los libros, tendrás un cuadro más amplio del mundo que Dios quiere que ganes para él.

4. Obtiene experiencia práctica lo antes posible. Busca una ocupación de tiempo parcial en aquello que te interesa. Durante los días feriados o en vacaciones, pregunta si puedes hacer alguna tarea en el lugar donde te gustaría trabajar, y habla con otras personas que ya se encuentran en dicho lugar. Cuando haya ratos libres, haz preguntas. ¿Les parece a ellos interesante el trabajo? ¿Cuál es el costo en relación con el tiempo, el estudio y la dedicación? ¿Puedes avanzar en ese tipo de trabajo? ¿Obtendrás lo suficiente para tus necesidades económicas? Por supuesto, todos los trabajos que hagas tienen que ser de aquella clase que honra a Dios y que ayuda al adelanto de su creación; cualquier cosa que sea sospechosa o moralmente corrupta, queda totalmente fuera de los límites del hijo de Dios.

5. Estudia la Palabra de Dios. Aun las tareas seculares se beneficiarán si pasas un año o más estudiando parcialmente en un instituto bíblico o tomas cursos por correspondencia sobre la Biblia. Y ora: habla con Jesús sobre tus nuevos desarrollos y desilusiones.

Estamos compartiendo principios bíblicos para el adolescente, esto es un extracto del libro “El Joven y sus dilemas” de Winkie Pratney.

Anuncios

2 Responses to La voluntad de Dios en la adolescencia

  1. lorely cen dice:

    hola pues primero que nada le doiy gracias a dios por 1 dia mas de vida y por poderme peritir ver el camino que el quiere para mi ya que cuando estava perdida el vino y me ablo y me iso volver es miy dificil regresar al camino ya que primero tenemos que asimir las consecuencias de nuestros actos pero estoy superando esa etapa de mi vida y aora mi vida a cambiado mucho……te amo mi señor y salvador

  2. claudia zarate dice:

    Dios les bendiga es de gran valor lo que comparten con nosotros ya que nos llevan a buscar el propósito de Dios en nuestra vida gracias por todo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: