Aprendamos a aceptar el No de Dios

“…pero no se cumpla mi voluntad, sino la tuya” Lucas 22:42b (Nueva Versión Internacional) Has estado clamando por eso, la respuesta no llega, el tiempo pasa y la desesperación aparece, la duda hace acto de presencia y cuando al fin la respuesta parece que llegara, lo hace de la forma que no queríamos. Seguro esperabas un SI, quizá creías que las cosas se darían como las habías pensado, pero no se dieron de esa manera, porque la respuesta de Dios era otra y el NO era lo que Él creía más conveniente para ti.

Ahora hay un debate en tu mente, preguntas como: ¿Por qué no me lo dio?, ¿No creo que no sea su voluntad esto?, ¿Por qué no lo permitiste?, y parece ser que el máximo responsable de que las cosas no se dieran como tú querías es DIOS, como que si hubiera hecho algo malo. Por un momento es hasta normal que te sientas molesto, si lo es, porque eres humano y nuestra visión está limitada a las cosas que nada mas vemos físicamente. Pero Dios ve las cosas desde otra perspectiva, Dios tiene una amplia visión de tu vida y de todo lo que El quiere para ti, porque El es tu Padre y te ama y un Padre que ama a su hijo, siempre querrá lo mejor para el. Hay algo que seguramente no sabes o que quizá quieres evitar pensar o creer, y es El hecho de que Dios siempre tiene la razón, que El jamás te dará algo que sabe que te puede afectar, algo que te hará decaer o que te hará que te alejes de Él, por tal razón aun cuando no entiendas lo que estas pasando o el porqué de ese NO de Dios, debes estar seguro que bajo sus alas estas protegido, que si Dios dijo NO es porque El sabe que es lo mejor para tu vida. No trates de analizar el porqué del NO, simplemente acéptalo como una bendición, como una respuesta de Dios y sobre todo como la mejor respuesta que podías obtener porque si no fue como tú querías, es porque Dios que ve más allá de lo que nuestros ojos ven, vio que no era lo mejor para ti, aun cuando aparentemente tendría que haber sido un SI. Es bueno que aprendamos a aceptar los NO de Dios, sin la necesidad de reclamar, de enojarnos o de alejarnos de Él. No es posible que aceptemos todos los SI con un enorme gozo y que los NO los aceptemos con tristeza. Aprendamos a que si Dios dice: “NO” es porque esa era la mejor respuesta que podíamos recibir. Todo lo que viene de Dios es perfecto, por lo tanto seamos humildes, sujetos y obedientes a todas las respuestas que El nos dé y sin hacer preguntas o reclamos aceptemos su PERFECTA voluntad.

¡Señor quiero aceptar todas tus respuestas!

Autor: Enrique Monterroza

Fuente: Reflexiones Cristianas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: