Tatuajes, ¿una marca permanente?

“No mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven, pues la que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas “.

Descripción: Descripción: 156-aborto_derecho_a_vivir_clip_image001INTRODUCCIÓN:
La palabra tatuar, procede de la antigua lengua de la Isla de Tahití, en la Polinesia.

Este vocablo se origina del golpeteo que se realiza sobre la piel para lograr la impresión gráfica.

El ta – tú que como golpeteo se produce, es para marcar la piel.

La costumbre de tatuar la piel fue extendida entre los pueblos de Asia, Afrecha y Oceanía. En la actualidad esta moda está difundida en todo el mundo, en especial sobre adolescentes y jóvenes. Este crecimiento ha sido tan importante que es común hallar en cualquier centro comercial, locales dedicados a esta práctica.

Esta práctica tiene sus primitivos orígenes en la magia y la superstición, aunque algunas razas lo usan como adorno o decoración del cuerpo.
La modificación corporal es tan antigua como el hombre: tatuajes, perforaciones, implantes, reducciones, etc.

¿CÓMO SE IMPRIME EL TATUAJE?

La forma moderna de tatuar es mediante pinchazos efectuados con una herramienta eléctrica. La misma es en forma de lápiz que perfora cierta profundidad de piel, introduciendo ciertos pigmentos a la par que se dibuja el diseño seleccionado.Estos instrumentos pueden pinchar la piel a una velocidad de 2500 veces por minuto.

¿ES DOLOROSA LA INSCRIPCIÓN DEL TATUAJE?

La inscripción de un tatuaje causa dolor. El proceso del tatuaje involucra picar la piel; la cual presenta miles de terminales nerviosas que llevan información de dolor durante el procedimiento. Mientras que el tatuaje se cicatriza, hay que lavar la herida, aplicando desinfectantes varias veces por día. En esa zona, la piel debe ser protegida del sol por varios meses. Los tatuajes no se pueden poner y quitar, son permanentes. En el presente se logran eliminar con rayos láser, que a su vez deja otro tipo de marca: la cicatriz.

TATUAJE: SU SIGNIFICADO

Los temas más recurrentes en la elección de dibujos para ser tatuados son los de figuras de hadas, duendes y ninfas.

En latín la palabra estigma, significa tatuaje o marca hecha con un instrumento cortante y afilado. Para el mundo antiguo, especialmente para la cultura Egipcia y pre-colombina en América, el tatuaje estaba relacionado con lo erótico, con lo emocional y con lo sensual de la vida.

En muchas culturas el mismo servía para asustar a los enemigos en el campo de batalla. Griegos, romanos y celtas marcaron a los cuerpos de los reos o esclavos que eran condenados. En el siglo VI en los países orientales era una práctica habitual marcar a un criminal, ya que se decía era signo de culpabilidad; se asociaba el tatuaje a personas que habían sido condenadas.En el año 787, el Papa en la Iglesia Católica prohibió marcar el cuerpo, realizar mutilaciones, cortes, etc.

En la actualidad, para muchos el tatuaje está de moda; lamentablemente nada pasa tan de moda como la moda misma; de manera que la decisión de practicarse un tatuaje es circunstancial y pasajera: luego de un tiempo, la persona se fastidia del dibujo y desea cambiarlo o quitarlo.

EXISTEN TATUAJES EMOCIONALES:

Tatuaje es marca, estigma, figura. Cuando uno decide ponerse un tatuaje debe saber que quedará marcado para el resto de la vida. Existen muchas personas que se han arrepentido de ponerse un tatuaje; y para cubrirlo, se colocan uno más grande para tapar el anterior. También están los que creen que con cirugía se podrá borrar todo por completo, pero siempre quedará la cicatriz.

Existen muchos motivos por los cuales el ser humano queda con estigmas y marcas en el alma. Existen tatuajes planeados, que fueron premeditados y voluntariamente recibidos. Otros son consecuencia de tragedias que no pudieron evitarse. Cuando repasamos la larga lista de figuras que han sido tatuadas en el corazón la humanidad se ve reflejada en: Abusos físicos, abusos verbales, rebeldía, depresión, violaciones, alcohol, drogas, divorcios, etc. Es mucho más frecuente de lo que se conoce; el estigma que deja en la mente diferentes tipos de abusos. Personas que se llenan de rencores, temores, vergüenza y eligen como salida el suicidio.

APLICACIÓN ESPIRITUAL:

¿QUÉ DICE DIOS?

Dios a través de su Palabra le dio una indicación precisa a su pueblo Israel.

En Levítico 19: 28, Moisés escribía: “Y no haréis rasguño en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros imagen alguna. Yo Jehová.”

La práctica de hacerse hondas incisiones en el rostro, brazos y piernas en tiempo de luto era conocida universalmente entre los paganos y era considerada una importante señal de respeto de los difuntos. También esta práctica era parte de un ritual en el cual se ofrecían sacrificios a las deidades de la muerte y el sepulcro. Los judíos habían aprendido esta costumbre en Egipto y aunque desarraigados de ella, recayeron en épocas posteriores.

El tatuaje que era común imprimirse eran figuras de flores, hojas, estrellas y otros dibujos en todas partes del cuerpo. La impresión era hecha a veces con hierros candentes, a veces con pinturas o tinturas como lo hacen mujeres árabes e hindúes hasta el día de hoy.

Para muchos estudiosos de la Biblia, es probable que la intención de adoptar algún tatuaje en honor de ídolos
sea la causa por la que Dios se expresa directamente. El tatuaje fue señal de apostasía, ya que el que se tatuaba tenía un obstáculo insuperable para el retorno.

Dentro de los diez mandamientos en Éxodo 20:4; Dios habla acerca de no hacerse imágenes: “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esta arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra”. No solo estaba prohibida la adoración a los ídolos, sino también su confección, fabricación o elaboración. Esto incluía cuadros, imágenes, estatuas usadas con motivos de idolatría.

Los motivos más recurrentes de tatuajes en la actualidad, especialmente en centros comerciales corresponden a figuras e imágenes de duendes o cosas semejantes que despierta a la idolatría. El apóstol Pablo en 1º Corintios 6: 12 –20, nos enseña que debemos glorificar a Dios por medio de nuestros cuerpos. “Todas las cosas me son licitas, mas no todas convienen, todas las cosas me son licitas, mas yo no me dejaré dominar por ninguna. ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprado por precio, glorificad a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuáles son de Dios”.

En este pasaje Pablo termina con un llamamiento para la vida cristiana: ¡Glorificad a Dios en vuestros cuerpos!
Los griegos despreciaban el cuerpo, para ellos el alma y el espíritu eran lo más importante. Para muchos con el cuerpo se podía cometer cualquier delito, ya que el cuerpo tenía poco valor desde el punto de vista filosófico.

La repuesta de Pablo es clara: El cuerpo representa a la personalidad, el ser humano en su conjunto, el mismo está unido a Cristo. En el cuerpo el creyente el Espíritu de Dios habita como templo. Cristo dio su vida para darnos un alma redimida y un cuerpo puro. Por esta razón, un cristiano no tiene un cuerpo para hacer lo que quiera, sino que ese cuerpo pertenece a Cristo, así que cada vez que uno utiliza el cuerpo lo hace para dar gloria a Dios.

ULTIMA MODA:

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento” (Romanos 12:2)

“No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama el mundo, el amor del Padre no esta en él. Y el mundo pasa, y sus deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”. (1 Juan 2: 15–17)

Como hemos considerado, el tatuaje responde a una costumbre que viene de épocas remotas. Hoy podemos afirmar que es una moda que exalta lo sensual, lo sexual, los sentidos. El creyente no debe vivir bajo la presión de las modas. No debemos dejar que el mundo nos presione con sus moldes.

La palabra mundo se utiliza para identificar el sistema que el hombre quiere crear sin Dios. Trata de ser feliz, pero es imposible. Este sistema trata de atraer y retener a los hombres por medio de concupiscencias. Cristo murió para librarnos de ese sistema. El mundo ha sido crucificado para nosotros y nosotros para el mundo. Esta verdadera renovación comienza en la mente transformada.

GRANDES ENFERMEDADES:

Dentro de los aspectos negativos que resulta de aplicar tatuajes; son las muchas enfermedades que se pueden trasmitir. Se han presentado casos de enfermedades cardíacas como la endocarditis bacteriana, con el antecedente de haber recibido tatuajes sobre la piel. También están demostradas enfermedades producidas por las agujas que realizan el tatuaje y la misma están contaminadas. Entre los problemas más recurrentes figuran: Hepatitis, SIDA, infecciones, etc. Es por ello que está contraindicado el tatuaje en el cuidado de la piel y la salud.

LA SEÑAL DE LA BESTIA:
“Y la Bestia que blasfemaba contra Dios, hacía que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiera una marca en la mano derecha o en la frente.”

Apocalipsis 13:16

Nos llama mucho la atención que una de las actividades programadas por este enemigo de Dios sea justamente marcar a las personas. Este estigma en la mano o en la frente habla de la propiedad y el culto de devotos seguidores al Anticristo. Satanás quiere que el hombre se aleje de Dios de cualquier manera; y trabajara hasta el último momento para tener la mente del hombre alejada de Dios.

CONCLUSIÓN

Como creyentes debemos estar dispuestos a glorificar a Nuestro Padre que está en los cielos. La gloria que sólo a Dios pertenece la debemos dar con nuestra alma, cuerpo y espíritu. No podemos detenernos en el sistema y la moda que el mundo nos ofrece a fin de ser aceptados. Es importante saber también que existen tatuajes no solo en lo físico, sino también en la mente, ambos son perjudiciales. Solamente el Señorío de Cristo sobre todo nuestro ser, nos permitirá vivir vidas que no estén atadas a ninguna moda.

Artículo escrito por: JOSE CARBONEL (es doctor, anciano de la ICE en Bahía Blanca, maestro itinerante de las escrituras, y autor de innumerables artículos médico–espirituales.)

Fuente: Momento de Decisión

Anuncios

2 respuestas a Tatuajes, ¿una marca permanente?

  1. pedro benzan dice:

    Que DIOS bendiga cada dia ha jose carbonel por su escritura que ayudan ha reflexionar y sobre todo nos enseñan.

  2. Anne dice:

    Me parece una exageración. En mi opinión se refiere a que no debemos dañar voluntariamente nuestro cuerpo: masoquistas, suicidas… Sin embargo los tatuajes son un mero adorno, antiguamente, y quizás ahora alguna persona, se usaran como indicativo de adoración. Por ejemplo, en una casa alquilada al dueño le molesta que la rajes o la agrietes, sin embargo no le importara que cambies el color de alguna habitación. Dios tiene otras cosas en que pensar que no son los tatuajes.
    Anne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: