Mi Nueva Vida

Nací en un hogar que no conocía del amor de Dios, teníamos una tradición religiosa la cual se nos había enseñado que con ello estaba todo bien.

Dentro de las cosas que se sufrió dentro del seno familiar fue el alcoholismo, lo cuál provocó que en un período la familia buscara a Dios, por 5 años mis padres nos hicieron congregarnos en diferentes iglesias de tradición religiosa, pero bien lejos de la verdad de Dios.

Mientras esto acontecía yo iba creciendo y el pecado estaba teniendo su fruto en mi persona a través de la incorporación de diferentes hábitos y prácticas que realmente no glorificaban a Dios.

Luego por la muerte de un familiar, mi hermano mayor llega a conocer de Cristo, él comienza a dar testimonio dentro de la familia y yo comienzo a ofrecer la mayor oposición al evangelio que nunca antes había tenido.

Luego otros miembros de la familia llegaron a Cristo; los cambios dados por ellos sembraron en mí una gran interrogante por conocer lo que había ahora en ellos, sin embargo mi orgullo era mayor y esto tuvo que esperar un tiempo más.

Para un lunes 15 de octubre de 1984, a las diez de la noche yo estaba pasando de muerte a vida. Allí comprendí del sacrificio de Cristo hecho en la cruz por mí, no podía resistirme más a esto, mi pecado me condenaba al infierno, su amor en gracia me daba la oportunidad de la vida eterna. (Ro. 5:8) Este día a través de un folleto de las Cuatro Leyes Espirituales comprendí que mi pecado me condenaba, me hacía merecedor del infierno, que ninguna obra o caridad que realizara (Ef. 2:8,9) alcazaba para borrar mi pecado delante de Dios. Allí comprendí el valor del sacrificio de Cristo en cruz por mí, que siendo aun pecador, Él murió por mí, acepté por fe que su sangre derramada en la cruz del calvario era suficiente delante de Dios para el perdón de mis pecados por siempre (Mt. 26:28; Ro. 3:25; He. 9:22). Al entender que mi Señor resucitó al tercer día y tuvo poder sobre la muerte, también creí que Él me resucitará el día de mañana para estar eternamente con Él (Jn. 6:40), por su gracia.

A partir de ese momento mi propósito en la vida cambió, hoy comprendo por la Palabra de Dios (Jn. 1:12, 5:24) que soy constituido hijo suyo.

Comencé a congregarme en una iglesia que ayudó a mi desarrollo como creyente, dos años después con la llegada de Palabra de Vida al país, pude experimentar un mayor crecimiento y desafío hacia una vida cristiana que buscara glorificar a Dios. Allí tomo la decisión de ir a prepararme para el Señor en el Instituto Bíblico de Palabra de Vida en Argentina.

En el instituto mi vida fue grandemente desafiada a cosas mejores hacia mí mismo, la Palabra de Dios hizo mucho bien en mí, y en ese lugar sembraron las bases para una vida cristiana. Allí conocí a Carolina, hoy mi esposa; terminados los estudios nos casamos en Chile, su país de origen, luego viajamos a Costa Rica para servir a Dios allí.

La buena mano de Dios nos regaló 16 hermosos años, desde 1991, con el ministerio de Palabra de Vida y el hermoso equipo que lo conforman. Paralelo a eso, Dios estaba movilizándonos hacia lo que estamos haciendo hoy para su gloria, trabajando en la iglesia local; por tres años y medio compartimos el ministerio entre Palabra de Vida y el pastorado. Desde febrero del 2007 estamos a tiempo completo en la iglesia local, su servidor pastoreando la Iglesia Cristiana Misionera El Camino.

One Response to Mi Nueva Vida

  1. Johnf155 dice:

    Very good blog post.Really thank you! Fantastic.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: